Cuerpo de Bomberos de Guayubin, República Dominicana

Entrevista con el actual jefe del cuerpo de bomberos de Guayubín

Comandante Hipolito Capellan

Actual jefe del Cuerpo de Bomberos de Guayubín en la provincia de Montecristi, República Dominicana nos cuenta sobre su experiencia en el cuerpo de bombero de esa comunidad.

En 1986 estaba enlistado en el Ejército Nacional de República Dominicana, pero me tuve que salir por una fractura importante de hombro que me ocurrió, en esos días me invitaron a visitar Guayubin y a permanecer aquí por un tiempo, nunca pensé que sería toda una vida, originalmente soy de Santiago de los Caballeros.

Según me fui involucrando en la comunidad conocí el Cuerpo de Bomberos de Guayubín, en ese tiempo formado por personas de edad muy avanzada y que no disponía de recursos, equipos ni materiales, no había camión, ni otro vehículo, la mayoría de las veces su única función era ayudar en la búsqueda de personas desaparecidas alrededor del Rio Yaque del Norte, para lo que disponían de botas para lodo, un paquete de sogas y una camilla.

Viendo aquel panorama use mis conocimientos de búsqueda y rescate adquiridos en el ejército y forme un grupo llamado Cuerpo Auxiliar de Emergencia con jóvenes de la comunidad que también podía salir en auxilio de las personas reportadas como desaparecidas alrededor del rio. En poco tiempo los miembros del cuerpo de bombero ya nos habían invitado a usar el local del Cuerpo de Bomberos para las operaciones del grupo, así que empezamos a operar desde allí, todos trabajábamos y en nuestro tiempo libre hacíamos turnos durante el día, en las noches se cerraba el local, en el tiempo que pasaba en el cuerpo de bombero leía sobre incendios y las técnicas de sofocar incendio, pero no teníamos equipos aún.

El primer vehículo que conseguimos fue una ambulancia, y la comunidad comenzó a confiar en el servicio y empezó a ayudar y no fue hasta 1991 que las personas procedentes de Guayubín que viven en los estados unidos se unieron y donaron un camión de bomberos, a partir de ese momento ya había que abrir las 24 horas y la mayoría de los miembros de los bomberos por su edad decidieron quedarse en sus casas y fue así como los miembros del Cuerpo Auxiliar de emergencia pasamos a formar parte de manera oficial del Cuerpo de Bomberos de Guayubín, pues el trabajo debía continuar, ya la población tenía su confianza depositada en nosotros, una tarea que resultaba difícil, no teníamos fondos asignados del gobierno, ni equipos vestimentas adecuadas, pero en todo tiempo manteníamos ferviente el amor al servicio a la comunidad.

A partir del 1991 se gestionó fondos del ayuntamiento, fue un proceso lento, pero logramos que cada mes se le entregue una asignación económica al Cuerpo de Bombero. Ha sido una lucha constante pero que ha valido la pena, llegue a ser el coronel en el año 2001, y tras 17 años de dirigir este cuerpo de bombero y ver cómo hemos logrado tener un personal capacitado en sofocación de incendio, primeros auxilios, rescate acuático, rescate vertical entre otras áreas, y a lo largo de todos estos años como hemos podido impactar la comunidad en diferentes áreas puedo decir que cada día ha valido la pena y es el sentir que llevo a cada uno de los jóvenes miembros del Cuerpo de Bomberos de Guayubín, servir es primero.

Las precariedades siguen, los recursos siempre se quedan cortos para las necesidades existentes, pero el deseo de mejorar y crecer como institución me hace levantarme cada día con más animo que el anterior.

Exhorto a todos los cuerpos de bomberos en las comunidades con escasos recursos que sigan sus luchas por servir, cada día es un logro, cada repuesta a una emergencia es un triunfo, los recursos llegan lento, es cierto, pero la lucha debe ser constante, el bienestar de la comunidad es la mejor recompensa que uno se lleva en el día a día aun con todas las limitaciones presentes nunca dejar de brindar lo mejor de si.

Recommended Posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.