Por Quién Doblan Las Campanas

POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS

Cuba confrenta un mar de cambios
en la entrega de los servicios de emergencias médicas (EMS)

Publicado Originalmente en: EMSWorld.com
7 de Octubre, 2015

“Puede que no sea tan fuerte como yo creo,” dijo el anciano.
“Pero conozco muchos trucos y tengo resolución”.
– Ernest Hemingway, El Viejo y el mar

Por Quién Doblan Las Campanas

Hay un truco simple que puede hacer en cualquier gran ciudad para determinar el nivel de atención médica de emergencia disponible en todo el país: cuente la frecuencia con que escucha las sirenas de una ambulancia. A través del trabajo en el que he estado envuelto con Trek Medics International, he aprendido que contar sirenas de ambulancia puede ser una forma útil de averiguar tanto el nivel y la distribución del sistema de Servicios Médico de Emergencia (EMS, por sus siglas en inglés) de un país en la mayoría de los países independientemente de lo que la historia oficial sea.

Vivo en Nueva York a pasos de una intersección de seis vías en el corazón de Manhattan. Oigo una ambulancia pasar cada par de horas durante un día laboral, a veces más. Los sonidos de sirenas de ambulancia en Nueva York son tan molestos que un turista ruso que recientemente conocí se preguntó si no era un truco político.

En Tijuana, con una población de 1,3 millones de personas, y donde los trabajadores de EMS suelen conducir con sus sirenas encendidas si están en una llamada o no, las sirenas se pueden escuchar con bastante frecuencia en los centros de la ciudad. Esto tiene sentido porque Tijuana tiene bastante buena cobertura de ambulancia, aunque no tan buena como la de San Diego, California justo del otro lado de la frontera con 1,3 millones de personas. Allí, las ambulancias se envían con las sirenas encendidas en la mayoría cada llamada al 9-1-1.

En un reciente viaje de dos semanas a Santo Domingo, República Dominicana, una ciudad con alrededor de 1 millón de personas, probablemente escuché ambulancias 3-5 veces al día. Esto fue bastante impresionante para una ciudad que sólo ha tenido su nuevo sistema 911 por menos de dos años.

En Puerto Príncipe, Haití, una ciudad capital casi seis veces tan densamente poblada como Santo Domingo con cerca de dos millones de habitantes, oyes ambulancias 1-2 veces al día dependiendo de donde estés. Esos números correlacionan bastante bien a cómo clasificaría mi preferencia si algo malo me sucedió en cualquiera de esas ciudades: San Diego, Tijuana / Santo Domingo, Puerto Príncipe.

En Puerto Príncipe, Haití, una ciudad capital casi seis veces tan densamente poblada como Santo Domingo con cerca de dos millones de habitantes, oyes ambulancias 1-2 veces al día dependiendo de donde estés. Esos números correlacionan bastante bien a cómo clasificaría mi preferencia si algo malo me sucediera en cualquiera de esas ciudades: San Diego, Tijuana / Santo Domingo, Puerto Príncipe.

Por Quién Doblan Las Campanas
Calle Industria - La Havana, Cuba

Recientemente regresé de una semana en La Habana, Cuba, donde tuve la oportunidad de asistir a la conferencia de DevelopingEM y aprender más sobre EMS en Cuba. Por primera vez creo que mi truco ha encontrado un punto aislado. Aunque pasé mi tiempo en algunas de las partes más pobladas de la capital, sólo recuerdo haber escuchado una sirena toda la semana, y muy bien podría haber sido un vehículo policial. Ese es el menor número de veces que he escuchado sirenas en una ciudad capital, lo que me debería poner nervioso. Después de aprender sobre su sistema de transporte, podría decir que prefiero estar en un accidente de coche en cualquier otro país en desarrollo que en Cuba. Tampoco importa que Cuba esté tan cerca de los Estados Unidos.

In Port-au-Prince, Haiti, a capital city nearly six times as densely populated as Santo Domingo with close to two million residents, you hear ambulances 1–2 times a day depending on where you are. Those numbers correlate pretty well to how I’d rank my preference if something bad happened to me in any of those cities: San Diego, Tijuana/Santo Domingo, Port-au-Prince.

I recently returned from a week in Havana, Cuba, where I had the chance to attend the DevelopingEM conference and learn more about EMS in Cuba. For the first time I think my trick has found an outlier. Even though I spent my time in some of the most populated parts of the capital, I only remember hearing one siren the whole week, and it very well may have been a police vehicle. That’s the fewest times I’ve ever heard sirens in a capital city, which should make me nervous. After learning about their transport system, I can’t say for the life of me that I’d rather be in a car accident in any other developing country than Cuba. It doesn’t hurt that Cuba’s so close to the U.S., either.

SALUD PARA TODOS (DE LA MEJOR MANERA POSIBLE)

La razón por la cual creo que el sistema EMS de Cuba probablemente se ubica entre los mejores en los países en desarrollo no es porque Cuba tenga más que nadie – no lo hacen. Lo que el sistema de salud cubano ofrece es un tercer modelo para prevenir la muerte prematura y la discapacidad a pesar de la escasez crónica, mediante el uso de una combinación de salud comunitaria fuerte, mensajería de salud pública militantes y el uso juicioso de recursos limitados.

Gracias en gran parte al embargo por décadas de Estados Unidos contra la isla más grande del Caribe, Cuba ha tenido acceso mínimo a sólo una fracción de los suministros médicos y la tecnología que hemos estado disfrutando en los países más ricos durante los últimos 50 años. Sin embargo, desafiando (y la necesidad de sobrevivir) la escasez crónica y el acceso limitado a los mercados comerciales, los cubanos han desarrollado un sofisticado enfoque de la atención y el transporte de emergencia al adherirse a una distribución disciplinada y basada en evidencias de lo que está disponible.

Al confiar en una profunda red de médicos de la comunidad y reforzada por un enfoque militante en la prevención de la salud, el acceso libre y fácil a la atención primaria y una población fuertemente consciente de la salud, (excepto por el asunto del tabaco), Cuba ha hecho el arte político de la atención de la salud basada en la comunidad con recursos mínimos. Y muy literalmente también: en lugar de ver las vallas publicitarias de McDonald y Starbucks a lo largo de la carretera, se observan vallas publicitarias cubanas que venden propaganda comunista ensalzando la frase, “Salud para Todos”.

El Prado - La Havana, Cuba ©Trek Medics
Source: UC Atlas of Global Inequality

Como señaló el Dr. Haywood Hall, médico de emergencia y fundador de PACEMD, un instituto global de capacitación en salud en México, “Cuba ha demostrado que no hay correlación entre el gasto en salud y los resultados de los pacientes”. Esta no correlación también se extiende al cuidado prehospitalario donde se carece constantemente los vehículos, los equipos y los suministros estándares a través del país. Antes estos vacíos, el Ministerio de Salud de Cuba ha puesto un énfasis dogmático en la conciencia de salud a nivel comunitario, asegurando que se eviten muchas emergencias (por ejemplo, mediante leyes de casco obligatorios y baja propiedad de vehículos), asegurando que las emergencias que no se puedan prevenir sean llevadas a los hospitales locales por espectadores y otros miembros de la comunidad de a la mayor brevedad posible. Sin embargo, a diferencia de muchos otros países en desarrollo, los cubanos tienen un alto grado de confianza en su sistema de salud y se sienten seguros de que una vez en los hospitales, se utilizarán los pocos recursos que tienen: vehículos de transporte, suministros, equipo médico y personal con entrenamiento avanzado para hacer sus mejores esfuerzos. Es decir, la mayor cantidad de bien para la mayor cantidad de personas, aunque con muy poco.

¿Es ideal? No. ¿Es impresionante? Si.

BASE NACIONAL DE URGENCIAS MÉDICAS (BNUM)

Como parte de la conferencia de DevelopingEM, médicos de emergencia, investigadores y diseñadores de políticas de todo el Caribe, América Latina y el Pacífico Sur expusieron durante varios días, y tuvimos la oportunidad de reunirnos y hablar con paramédicos locales y miembros del Ministerio de Salud de Cuba. Parte de la conferencia incluyó una visita a la Base Nacional de Urgencias Médicas (BNUM) en el centro de La Habana. BNUM es el centro de actividad de los servicios de ambulancia de Cuba, proporcionando coordinación y despacho para referimiento de pacientes en todo el país. Sirviendo como centro nacional de llamadas y estación de flotillas para los referimientos de pacientes de diferentes niveles de gravedad, los despachadores y paramédicos de BNUM manejan la coordinación consistente de transportes entre todas las instalaciones de las clínicas de atención terciaria y especializadas del país, incluso a través de helicópteros de la era soviética alas muchas islas del país ya algunas plataformas petrolíferas cercanas a las costas.

Por Quién Doblan Las Campanas

La flotilla de vehículos que vimos consistió en varias ambulancias de fabricación alemana capaces de transportar la mayoría de los pacientes, las condiciones y los equipos, muchos de los cuales habían sido donados por profesionales médicos visitantes (ver video de camilla). El equipo avanzado que vimos incluía ventiladores, EKGs y goteos intravenosos, y que serían considerado anticuado por los estándares de la mayoría de los países de altos ingresos. Pero al igual que los Chevy y Buick de la época del 54 que recorren las amplias calles de Cuba, BNUM mantiene sus equipos en la mejor condición posible, utilizándolos basados en protocolos estrictos y con un entendimiento colectivo de que las cosas no son reemplazadas fácilmente. BNUM también actúa como centro de capacitación para paramédicos de la capital, capacitando a diferentes niveles para asistir a médicos y enfermeras en transporte especializado, como neonatos y transportes post-trasplante. Si bien el paseo fue corto, quedó claro que los cubanos estaban transportando a los pacientes, no sólo desplegando los vehículos y el equipo para distraer la atención. Ellos se enorgullecían de la atención que estaban brindando. Esto fue evidente en todos los profesionales médicos locales que conocí en todos los niveles. Hay mucho que uno podría desear que los cubanos enseñen a otros países en circunstancias similares.

Como resultado, los cubanos enseñan a muchos otros países sobre el cuidado de la salud, y su modelo para entregarlo en escenarios de recursos limitados, tanto por llevar a los estudiantes extranjeros a sus muchas escuelas de medicina de forma gratuita y por el envío de “medical brigades” para Otras naciones empobrecidas donde proporcionan atención médica en clínicas y hospitales locales. Como resultado, los cubanos tienen mucha experiencia en respuesta internacional, ofreciendo regularmente ayuda médica durante las crisis internacionales de salud y muchas veces en el terreno cuando ocurren los problemas, como en Haití para el terremoto y el cólera y en África Occidental para Ebola. La experiencia internacional de BNUM también se utilizó recientemente durante el brote de Ebola cuando su colaboración con compatriotas en África Occidental ayudó a las naciones africanas más pobres a mejorar sus propios esfuerzos de preparación.

POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS

Base Nacional de Urgencias Medicas (BNUM) - La Havana, Cuba

Mucho está cambiando en Cuba y es probable que estos cambios sólo aumenten a medida que continúan. A medida que más inversiones extranjeras y privadas llegan a Cuba, incluso tiene una buena oportunidad de replicar los modelos de entrega de EMS empleados en los países más ricos -no solo por sus agradables y amplios caminos. Aunque Cuba tiene una mejor oportunidad de trasplantar el sistema EMS de Miami que la mayoría de los demás países del Caribe que he visitado, todavía va a necesitar mucha inversión. Así que cuando el dinero llegue rodando sobre la pintoresca muralla de La Habana, con todas sus campanas y silbidos en remolque, podríamos encontrarnos viendo otra tragedia de ambulancia de Hemingway en desarrollo, esperando ansiosamente para ver si el modelo minimalista de la atención sanitaria comunitaria será seducido y superado por las promesas de la tecnología avanzada con todas sus sirenas.

Publicado Originalmente 7 de Octubre, 2015 en:

Por Quién Doblan Las Campanas
Recommended Posts

Leave a Comment

Retype the CAPTCHA code from the image
Change the CAPTCHA codeSpeak the CAPTCHA code
 

What can Beacon do for you?

Send us an email to share how you think Beacon can help your service.

Not readable? Change text. captcha txt